EL BAÑO

COLECCIÓN DE RAROS Y EXQUISITOS
CYDNO DE MYTILENE
LAS CANCIONES LESBIANAS
PAG. 167

Cydno no es exclusivamente una sensual amiga de los actos consumados. Gusto también de las contemplaciones puras, de las inquietadoras insinuaciones, de los ligeros goces sin trascendencia.
Y la hora de mi mayor deleite es la del baño general.
¡Como gozo admirando las blancas carnes desnudas, que adquieren bajo el agua una luminosidad láctea, como si los pies, los muslos, las grupas y los senos se envolviesen en sutiles velos de luna y de plata!
Una de mis travesuras favoritas es hundirme por completo en el agua y bucear hasta asomar la cabeza por entre los muslos de alguna de mis alumnas, a la que sorprendo distraída en besar los piquitos de paloma que semejan los senos de otra hermana tendida en cruz sobre la superficie de la piscina.
Otras veces soy yo quien se tiende sobre el agua, y espero a que dos de mis vírgenes traigan en voladas, sobre sus hombros, a una tercera, deteniéndose el grupo a la altura de mi boca. La elegida, ingrávida, abre sus piernas y presenta a mi sed insaciable de emociones el tesoro húmedo de su sexo, fresco y palpitante como una ostra abierta… Cuando ya no puede sostenerse más tiempo en equilibrio, agitada por las convulsiones del deleite, y va a caer sobre mí, sus palanquinas se la llevan y le dan un chapuzón en el agua… para que se refresque.
¡Delicia del baño meridiano! ¡Mi única tortura es el vasto deseo que siento de ser el agua de la piscina para poseer simultáneamente, con innúmeras bocas y manos, a todas mis alumnas!

2 comentarios:

bicha dijo...

way!! kreo k si
jaja
ntc
xD xida imagen

ƒяэåкª dijo...

wooow q chido.. besos!

es muy dificil tener tener buenas naranjas cuidando el jardin de aguacates del vecino.... siempre lo es... (4 meses atras)